¿Tiene el pensamiento positivo tanto poder como nos están haciendo creer?

Un hombre de visita en Jerusalén observa que otro hombre reza frente al Muro de las Lamentaciones.

– ¿Qué hace buen hombre?

– Pues aquí, rezando.

– ¿Y por qué reza?

– Rezo por la paz en el mundo, por que los gobernantes dejen de decir mentiras y por que los hombres al fin olvidemos nuestras diferencias.

– Y ¿cuánto tiempo lleva así?

– Toda la vida.

– ¿Y cómo se siente?

– Como si estuviera hablándole a una pared.

Este extracto de Superpoderes del Éxito para Gente Normal de José Luís Izquierdo (Mago More) podría hacerte pensar que el pensamiento positivo es una pérdida de tiempo.

Al fin y al cabo, ¿qué va a conseguir este buen hombre imaginando y esperando que los líderes de nuestros países dejen de lado sus diferencias y creen un mundo feliz para todos nosotros?

La historia de la humanidad demuestra que raramente somos capaces de dialogar y pensar en el bien común.

Entonces, ¿apostar por el pensamiento positivo es como hablarle a una pared?

No, desde luego que no.

Lo que ocurre es que no es tan fácil como cambiar el filtro de tus gafas y ponerles uno de color rosa que transforme el ¿por qué yo? por un ¡atrévete conmigo, mundo!

Eso no sería realista.

Lo que sí lo es, es el dejar detrás el ¿por qué yo? por un ¿qué puedo aprender yo de esto?

Esa es la pregunta que encierra gran parte del poder del pensamiento positivo.

 

Descarga tu responsabilidad y céntrate en la acción

Plantearte ¿qué lección saco de este “palo”? cambia el enfoque derrotista que suele ser mucho más fácil y cómodo para nosotros.

Los otros dejan de tener la culpa del accidente de coche que te cambió la vida.

Los otros dejar de ser responsables por haberte despedido de un trabajo que te ha dado de vivir durante diez años.

Y los otros, como es el caso de José Luís, dejan de tener la culpa por la discapacidad de su hijo y las repercusiones que esta ha tenido en su vida.

Este nuevo enfoque te hace entender que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional (cita de Irene Villa).

A partir de este momento, tú tienes la capacidad de convertir esa crisis en una oportunidad.

Tú y solo tú, puedes explorar tus fortalezas y sacar ventajas de la situación, por difícil que esta sea.

Pero, solo podrás hacerlo si dejas de lamer tus heridas y tomas la decisión de salir fortalecido frente a esa adversidad.

¿Cómo? Te preguntarás.

¿Simplemente pensando en positivo?

Si el concepto de pensamiento positivo te parece infantil o simplista, prueba a calificarlo con otra etiqueta.

Llámalo Pensamiento Enfocado.

Y entrénalo haciendo los siguientes ejercicios:

 

Prácticas para enfocar el pensamiento.  

1- No te obsesiones ni con el pasado ni con el futuro

Siguiendo con el caso inspirador de José Luís, en Superpoderes del Éxito para Gente Normal, Mago More hace referencia a una serie de preguntas que no podía evitar plantearse desde que descubrieron la discapacidad de su hijo Marcos.

¿Por qué nosotros?

¿Hicimos algo mal?

¿Podríamos haber cambiado algo?

¿Qué será de nuestro, pero sobre todo, de su futuro?

Su mente no podía evitar obsesionarse con el Pasado y con el Futuro.

Hasta que comprendió que no le servía de nada anticipar problemas que seguramente nunca se convertirían en realidad.

¿Para que preocuparse de si va a tener que cambiar de casa de aquí cinco años, y si se lo van a poder permitir financieramente?

¿Va a estar preocupándose cinco años?

No, lo que va a tener que hacer es enfocar todas sus energías positivas en prever inteligentemente, planificar y ahorrar.

Sin obsesionarse y sin estresarse.

El sufrimiento por problemas imaginarios es real porque tu cuerpo lo somatiza”, afirma José Luís. “Si quieres adelantar algo que no sean problemas, visualízate consiguiendo tus metas”. Evidentemente, para conseguir tus metas vas a necesitar un poco más que la visualización: vas a necesitar trabajar en ellas. Pero, para empezar, te hará sentirte mucho mejor.

2- No pierdas tu sentido del humor.

Ríe todo lo que puedas.

Ríe de ese palo que te ha pegado la vida.

Ríete de ti mismo.

Y, sobre todo, rodéate de gente positiva que te haga reír.

Las emociones negativas, como explica el endocrino austríaco Hans Seyle, provocan toda una serie de procesos negativos en el cuerpo que no harán más que meterte en un círculo vicioso de negatividad del que te costará mucho salir.

No le des la oportunidad a la negatividad a que se apodere de ti.

Mantén tu sentido del humor y ríete de los problemas antes de que estos se rían de ti.

3- No pierdas el tiempo mirando noticias.

Pero, Ainhoa, ¡hay que estar informado!

¡Sí y no!

No voy a negar que es importante saber lo que sucede a nuestro alrededor.

Pero, hemos llegado a niveles de saturación informativa antes nunca vistos.

Además, los medios de comunicación tienden a compartir noticias negativas porque venden mucho más.

Este tipo de información te sumerge, sin que te des cuenta, en un estado negativo de ánimo e incluso miedo, permanente.

Infórmate, sí, pero hazlo de manera selectiva.

Lee el periódico. No te quedes enganchado a un canal de noticias esperando información constante sobre la evolución de un acontecimiento concreto.

Tú tienes el poder de decidir hasta dónde quieres llegar.

 

4- Ayuda a los demás

La oxitocina y la generosidad están estrechamente unidas, nos dice Paul Zak, de Claremont Graduate University.

Si ayudas a los demás, segregas oxitocina, y te sientes bien, asegura Zak.

Ayudar a otras personas te hace sentir mejor porque te abre los ojos.

“Hay otros que lo pasan peor que yo”, te dices a ti mismo.

Pero, además de relativizar tu propia situación, ayudando a los demás te ayudas a ti mismo a vivir mucho más feliz.

 

5- Incorpora la meditación a tu día a día.

Como te he comentado en artículos anteriores, la meditación te enseña a prestar atención para ser más conscientes de tu entorno y de tus sentimientos, pero, sobre todo, la meditación te enseña cómo centrarte en nuestro presente, sin juzgar tus pensamientos: aceptándolos como lo que son, pensamientos, no tu realidad.

Estoy segura de que estas cinco sugerencias te ayudarán a enfocar tu pensamiento.

Un pensamiento enfocado en lo positivo tiene el poder de transformar tu vida.

Pero, si te resulta difícil hacerlo solo, ponte en contacto conmigo.

Mi coaching te ayudará a controlar esos procesos químicos que ahora mismo tanto tienden hacia la negatividad.

Te espero ☺

Reserva Ahora tu Sesión Gratuita de Coaching de 30 minutos

No podemos explicarte únicamente con palabras qué es una sesión de Coaching. Creemos que la mejor manera de conocer el Coaching es experimentándolo. Te invitamos a que reserves una sesión de Coaching con nosotros y que la experiencia hable por si misma.

SESIÓN GRATUITA

Casi estamos.

Solo tienes que dejarnos tus datos para recibir el ebook gratuito.

You have Successfully Subscribed!

You are almost finished.

Fill your name and email to receive our free ebook.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos para mejorar la experiencia de usuario, si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para mayor información sobre las cookies utilizadas y cómo cambiar su configuración visite nuestra Política de cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar