Cómo gestionar tus niveles de energía para lograr lo que deseas

Hoy en día se habla mucho de “niveles de energía” … ¡Es que me siento tan desmotivada! ¡Tengo los niveles de energía por el suelo! O ¡Estoy de energía que desbordo! ¡No sé qué pasa en invierno que no hay manera de recuperar los niveles de energía! Pero ¿existen, en realidad, esos niveles de energía? ¿Se pueden medir? Y lo que es más importante, ¿podemos gestionar nuestros niveles de energía para lograr nuestras metas personales y profesionales? Sí, nuestros niveles de energía no son ni ciencia ficción ni una invención de un gurú americano. Nuestra energía es nuestro combustible, resultado de toda una serie de procesos físicos y emocionales cíclicos que tienen lugar en nuestras personas. ¿Y medir? ¿Se pueden medir nuestros niveles de energía? No es que se puedan medir, ¡es que debemos medirlos! Porque, como todo en esta vida, solo si mides puedes mejorar… Creo que no hay mejor ejemplo de la importancia del medir que la bellísima anécdota que nos cuenta Stephanie Cohen en su vigorizante Charla TED “Canaliza tu energía y termina tus proyectos”. Stephanie nos cuenta la historia de una pequeña aldea en Panamá donde el agua potable se terminaba a las 4 de la tarde. Indignados con la gestión del agua del gobierno local, los residentes de esta aldea exigieron una solución que distribuyese efectivamente el agua a todas las cosas del pueblo a todas horas. Las autoridades, antes de dar ese paso, decidieron instalar aparatos medidores del agua en cada casa. ¿Qué sucedió? Que los habitantes, ahora conscientes de que se les medía el consumo de agua, cerraban los grifos una vez habían terminado. Pronto, y con ese cambio de actitud, había agua las 24 horas del día. Lo mismo sucede con tus niveles de energía. Es cuestión de ser consciente de que:

  1. Tus niveles de energía existen
  2. Son cíclicos y
  3. Pueden medirse
  4. Pueden gestionarse para conseguir para conseguir tus objetivos de manera mucho más eficaz y seguramente también, mucho más feliz.

Pero ¿cómo?

¿Cómo gestionas tus niveles de energía para lograr lo que deseas profesional y personalmente?

Midiendo y siendo consciente de los ciclos, influencias y cambios. ¿Y cómo los mides? Empieza por hacerte las siguientes preguntas:     ¿En qué momento del día sientes que tienes los niveles de energía más altos ¡Y aquí mucho cuidado! Porque tú puedes creer que sabes perfectamente en qué momento del día tus niveles de energía están más elevados según tu experiencia anterior, pero en este caso es importante seguir un cierto rigor científico. No, no es nada complicado: puedes utilizar una tabla de Excel perfectamente. Divide uno de los ejes del 1 al 10 y el otro en fracciones de media hora o una hora. Cada 30 o 60 minutos, según la división que hayas hecho en la tabla, marca cómo te sientes. ¿Tienes los niveles de energía altos, están descenso o caen en picado? Sigue haciendo este ejercicio durante una semana y al final, el gráfico que obtengas reflejará perfectamente las fluctuaciones por las que pasan tus niveles de energía. De esa manera puedes organizar tu trabajo según los momentos del día cuando te sientas más energizado.   ¿Qué drena mis niveles de energía?     Es importante que intentes responder a esta pregunta lo más honestamente posible porque solo cuando entiendes qué obstáculos y situaciones te están impidiendo ser la mejor versión de ti mismo, puedes minimizarlos o eliminarlos de tu vida Para ello, hazte preguntas como: – ¿Qué personas drenan mi energía? – ¿Qué labores drenan mi energía? – ¿Qué hábitos drenan mi energía?   Cuando los hayas identificados puedes empezar a reducir su impacto en tu vida. En algunos casos vas a poder eliminarlos por completo, en otros vas a poder reducir la frecuencia con la que tienes que lidiar con ellos.   Las siguientes preguntas pueden ayudarte a identificar esos vampiros de energía aún más: – De las laboras que drenan tus niveles de energía, ¿cuáles puedes dejar de hacer? – De las labores que drenan tus niveles de energía, ¿cuáles puedes delegar? – De las labores que drenan tus niveles de energía, ¿cuáles puedes hacer con menos frecuencia? – De las personas que drenan tus niveles de energía, ¿cuáles es posible eliminar de tu vida? – De las personas que drenan tus niveles de energía, ¿cuáles puedes reducir la frecuencia de contacto? – ¿Puedes cambiar el método como te comunicas con esas personas que drenan tu energía? – De los hábitos que drenan tus niveles de energía, ¿cuáles puedes reemplazar por otros que no los drenen tanto?   Te sorprenderá ver que con tan solo unos cuantos ajustes podrás conseguir tus metas mucho más fácil y felizmente.     Cuando tienes energía, ¿es negativa o positiva?   Si tienes niveles de energía alto, pero esta es mayoritariamente negativa, te encuentras constantemente en modo reactivo, en lugar de en modo activo y positivo. La gente que está constantemente enfocada en la negatividad acaba perdiendo su tiempo en cosas que no son importantes. Si tu energía es positiva, dejas de centrarte en distanciarte de ese algo que te está afectando (o crees que te está afectando) y te dedicas a las maravillosas metas que puedes conseguir.   Evidentemente, siempre habrá momentos difíciles, pero es importante que mires “the bigger picture” o que tengas una visión más amplia de tus objetivos.   ¿Estás utilizando tu energía para triunfar o simplemente para sobrevivir?   Intenta hacer las cosas deprisa y corriendo y actuar en modo sobrevivencia. Intenta optar por rendimiento a largo plazo por encima de soluciones inmediatas. Cuando te encuentras en modo sobrevivencia usas energía constantemente, pero casi nunca la repones. Para gestionar tus niveles de energía adecuadamente, tienes que poder reponer tus niveles de energía a lo largo del día. ¿Cómo?

  • Céntrate en lo positivo…
  • Planifica eficazmente…
  • Medita…
  • Pausa y sé mindful (intenta estar presente en tus acciones)…
  • Conecta con la naturaleza…
  • Come bien e hidrátate constantemente…
  • Haz ejercicio…
  • Y si es necesario, ¡tómate una buena siesta!

¿Tu forma de gestionar los problemas es consistente?   Pasar por todos esos altos y bajos energéticos te hace reaccionar a los diversos eventos diarios según tus niveles de energía. Si tus niveles de energía están altos y te sientes bien, seguramente vas a reaccionar ante una situación de manera positiva. Pero, si te sientes letárgico, puede que reacciones de manera totalmente negativa. Esto hace que utilices mucha más energía de la que esa situación se merece. Te recomiendo que intentas gestionar cada problema según su importancia, no según cómo tú te sientes en ese momento. Reaccionar de manera consistente a los problemas que te encuentras en tu camino cada día, te ayudara a gestionar tus niveles de energía de manera mucho más eficaz.   Yo tengo mis trucos para manejar mis niveles de energía

  1. Todos los días me muevo, corro, voy en bici, ando a tantos sitios como puedo … un cuerpo activo es un cuerpo más feliz y también lo es la mente que lo habita
  2. Si mis pensamientos no me están dando energía sino restando, me distraigo de ellos. Prefiero esto a luchar contra ellos … a mi personalmente me quita energía
  3. Si noto que mi nivel de energía está bajo medito, aunque sea brevemente, incluso sólo una respiración.  

¿Sigues teniendo dificultades gestionando tus niveles de energía? Ponte en contacto. Hablemos de cómo el mindfulness puede ayudarte a canalizar tu energía para que consigas tus logros personales y profesionales. Te espero,

Reserva Ahora tu Sesión Gratuita de Coaching de 30 minutos

No podemos explicarte únicamente con palabras qué es una sesión de Coaching. Creemos que la mejor manera de conocer el Coaching es experimentándolo. Te invitamos a que reserves una sesión de Coaching con nosotros y que la experiencia hable por si misma.

SESIÓN GRATUITA

Casi estamos.

Solo tienes que dejarnos tus datos para recibir el ebook gratuito.

You have Successfully Subscribed!

You are almost finished.

Fill your name and email to receive our free ebook.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos para mejorar la experiencia de usuario, si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para mayor información sobre las cookies utilizadas y cómo cambiar su configuración visite nuestra Política de cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar