3 aspectos rutinarios a los que tienes que prestar atención si quieres tener éxito

Cada vez que pensaba en emprender una nueva aventura, empezaba preguntándome qué era lo que debía aprender, qué estrategia debía diseñar, a qué personas debía conocer….

Todo eso, requería una gran cantidad de energía. …

Pero nunca pensé qué debería hacer para que esa energía fluyera continuamente y yo pudiera mantener ese ritmo.

No me entiendas mal, estrategia, trabajo en red, nuevos aprendizajes … todos son necesarios … pero muchas veces acaban agotándote persiguiendo las metas propuestas.

Ahora soy consciente de que, para alcanzar mis objetivos sin morir en el intento, tengo que mantener mi energía fluyendo a un ritmo constante.

La mayoría de nuestros trabajos de hoy ocurren en una silla, frente a un ordenador. He descubierto que los siguientes tres aspectos de mi rutina laboral me ayudan a prestar atención a mi trabajo a lo largo del día:

1- MOVIMIENTO

Si no nos movemos con cierta frecuencia nuestros cuerpos sufren: los músculos se hacen rígidos y perezosos, nuestra circulación sanguínea se ralentiza.

Pero, he descubierto que puedo combatir esos efectos negativos con los siguientes trucos:

  • Divido mi trabajo en lotes de 15 minutos. Cada 2 lotes (30 minutos) me levanto y paseo. Generalmente uso este paseo para recoger documentos de la impresora, ir al baño o simplemente abrir la ventana. Cada excusa es buena para pararse y moverse.
  • Puedes moverte a pie o en bicicleta, todo lo que puedas. Usa las escaleras.
  • En mi caso, yo me propuse un tiempo todos los días para hacer ejercicio. No lo hago para mantener mi cuerpo sano, bueno, no es mi objetivo principal. Lo hago para mantener mi mente saludable. Mi mejor momento es por la mañana, no sé qué parte del día te va mejor a ti. Algunas personas dicen que no es necesario hacer ejercicio todos los días. Soy bastante perezosa, pero me he dado cuenta de que, si corro todos los días, mi cuerpo encuentra menos excusas para ir a correr que si hago ejercicio un día de cada dos. Pero todo el mundo es diferente … Caminar a una buena velocidad también es ejercicio, estoy seguro de que puede establecer al menos 10 minutos todos los días.

Moverte en pequeñas dosis a lo largo del día te mantiene más sano que una dosis intensa una vez al día. Como ejemplo, diez minutos de ejercicio moderado cada día te hará más bien que 70 minutos de ejercicio intenso el domingo.

Esta es una de las vistas de las que disfruto cuando corro (más bien, troto) por la mañana.

2. TUS OJOS

El pediatra de mi hijo me decía hoy que debido al alto uso de las pantallas electrónicas (ordenadores, tabletas, teléfonos, videojuegos …) cada vez hay más niños que sufren de sequedad en los ojos.

Niños y adultos, todos sufrimos cada vez más de miopía. Nuestros ojos están diseñados para mirar al horizonte, para trabajar en espacios abiertos … pero eso ya no es el caso.

La salud de mis ojos es muy importante para mí. Nunca he usado gafas en mi vida.Según las estadísticas, probablemente los usaré un día, pero cuanto más lejano sea ese día, mejor.

Hay algunas cosas que hago para mantener mis ojos en forma:

  • Hago rodar mis ojos y miro de un lado al otro.Como te comenté, me levanto de vez en cuando para moverme un poco. También uso este tiempo para mover mis ojos, al fin y al cabo, a los ojos los mueven unos músculos, que aunque pequeños también hay que ejercitar. Intento no hacer todo esto delante de otros… ¡no quiero que me tomen por loca!
  • También intento mirar por la ventana de vez en cuando. Me da tiempo para pensar, pero también permite que mis ojos descansen. Y sí, tengo una ventana (grande) en mi oficina. Después de intentarlo me he dado cuenta de que la falta de luz natural me resulta insoportable y ya no trabajo en espacios sin ventanas.
  • Tampoco utilizo mis ordenadores (PC, teléfonos o tabletas) al menos una hora antes de irme a la cama. Me di cuenta de que la luz de las pantallas digitales me pone nerviosa y me resulta más difícil dormir.
  • Mi hijo reacciona negativamente a la luz azul que desprenden las pantallas electrónicas (los videojuegos en particular) y ahora usa unas gafas especiales que filtran la luz azul que proviene de ellas. Nunca había oído hablar de eso antes, pero funcionan.

 

3- ALIMENTOS

La comida es una fuente primaria de energía. Canta mejor energía consigas, mejores los resultados que vas a obtener… Si no prestamos atención a lo que ponemos en nuestra boca, nos será imposible obtener energía de alta calidad. No olvides: Basura dentro, basura fuera.

Cuando trabajo más duro de lo normal, intento prestar atención a ciertos aspectos de mi alimentación:

  1. Preparo mi propia comida, o si no puedo, la compro en un lugar donde los estándares de cocina son altos, no solo de sabor, sino también con respecto a la calidad de los ingredientes crudos.
  2. Compro comida real, nunca comida preparada. Es imposible controlar la cantidad de azúcar y grasa saturada que esta tiene.
  3. Tengo algunos tentempiés saludables en mi escritorio: a mi personalmente no me gustan las manzanas o los plátanos. Si a ti te gustan, son una buena idea, pero como generalmente me apetece algo que me dé energía rápida, tengo barras energéticas o chocolate negro en mi escritorio. Cada vez que los como, me detengo a saborearlos conscientemente, porque de lo contrario acabaría por zampármelos sin darme cuenta y estaría desperdiciando calorías.
  4. Nunca me salto una comida.
  5. No como delante del ordenador, porque me da la impresión de que no he comido. Para mí, comer no es una pérdida de tiempo, sino un momento para liberar mi mente de la presión del trabajo. Incluso si a veces me resulta difícil detener mi trabajo y comer, soy más productiva si me detengo por completo durante 30 minutos y disfruto de mi almuerzo que si como mientras sigo trabajando. Simplemente pongo una alarma para que suene al acabo de 30 minutos y me avise de que el almuerzo ha terminado.
  6. Además, yo intento masticar mi comida completamente. Si no tengo tiempo, solo como menos y si tengo hambre después, me tomo uno de los tentempiés de los que te hablé.

 

Sé que todo esto requiere cierta cantidad de disciplina, pero si no me cuido, ¿quién lo hará?

Solo tengo un cuerpo y una vida para vivir … y no quiero desperdiciarlos.

Mi consejo es que practiques una de las sugerencias que más te llamen la atención.

Empieza dando un único paso, y poco a poco, sigue avanzando.

Reserva Ahora tu Sesión Gratuita de Coaching de 30 minutos

No podemos explicarte únicamente con palabras qué es una sesión de Coaching. Creemos que la mejor manera de conocer el Coaching es experimentándolo. Te invitamos a que reserves una sesión de Coaching con nosotros y que la experiencia hable por si misma.

SESIÓN GRATUITA

Casi estamos.

Solo tienes que dejarnos tus datos para recibir el ebook gratuito.

You have Successfully Subscribed!

You are almost finished.

Fill your name and email to receive our free ebook.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This