Así transforma tu cerebro la meditación (y la ciencia que lo demuestra)

Puede que cuando leas este artículo, estés disfrutando de un bien merecido periodo de descanso.

Seguramente, habrás ralentizado tus motores…

Te estarás permitiendo pequeños momentos de reposo y de relax…

Incluso puede que tengas la ocasión de pausar entre actividades y leer aquel libro que hace tanto tiempo que tienes pendiente leer.

Porque sabes que, cuando termine el mes de agosto, todo eso se acaba.

El 1 de septiembre vuelves a retomar ese ritmo frenético al que estamos acostumbrados cada día.

Escuelas, proyectos, negocios, redes sociales, estrés, ansiedad….

Y toda esa serenidad que tan bien te estaba sentando durante las vacaciones, acaba de nuevo perdida entre tu rapidísima rutina diaria.

Pero, no tiene por qué ser así.

De hecho, no debería ser así.

Porque llevar ese ritmo tan acelerado siempre, no solo quema tus motores, si no que no te permite disfrutar del paisaje en tu vida.

Pero, eso es imposible, Ainhoa…

Tengo que estar por todo y por todos…

Te entiendo perfectamente.

Pero, también es importante que estés por ti.

Por eso, me gustaría que hicieses algo muy sencillo.

Me gustaría que prestases atención.

Sí, eso es todo.

Me gustaría que introdujeses la atención a tu vida, en forma de meditación.

 

¿Qué es la meditación?

 

Esa misma pregunta le hizo un discípulo a su maestro Zen.

¿Qué es la meditación?, maestro.

“La meditación es atención”, respondió con certeza el maestro.

¿Podría ampliar su respuesta? dijo el alumno perplejo.

“Sí, claro: la meditación es atención y atención.”

El alumno, que no se sentía satisfecho con la respuesta, insistió.

Y el maestro, le respondió con una sonrisa en el rostro: “Por supuesto. Meditación es atención, atención y atención”.

 

 

Esa respuesta que en principio puede parecer “una memez a tantos refleja con precisión la esencia de la meditación.

Con la meditación aprendemos cómo prestar atención para ser más conscientes de nuestro entorno y nuestros sentimientos.

La meditación nos enseña cómo centrarnos en nuestro presente, sin juzgar nuestros pensamientos: aceptándolos como lo que son, pensamientos, no nuestra realidad.

Además de ralentizar tu ritmo y tus impulsos, la meditación tiene muchos otros beneficios para nuestra salud, que han sido demostrados.

¿No lo ves claro?

¿Sigues pensando que la meditación no tiene cabida más allá de los Ashrams hindúes o en las comunas de hippies?

Si dudas de lo mucho que puede hacer por ti la meditación, sigue leyendo.

La meditación puede cambiar tu cerebro: la neuro plasticidad

La doctora Sara Lazar y su equipo de psiquiatras del Hospital General de Massachussets querían demostrar lo que hacía tiempo que se sospechaba: la práctica de la meditación provoca una respuesta biológica positiva en nuestro cerebro.

Es decir, la doctora Lazar quería confirmar que la meditación genera un proceso de neuro plasticidad en nuestro cerebro que aumenta la cantidad de neuronas que creamos y mejora la calidad de la comunicación entre ellas.

Para responder a la pregunta, ¿puede la meditación cambiar la estructura de nuestro cerebro?, este equipo de investigadores reclutó a un grupo de voluntarios en la ciudad de Boston que practicaban la meditación entre 30 y 40 minutos cada día, pero, que no eran ni mucho menos monjes ni profesionales de la meditación.

El estudio consistió en comparar el cerebro de los meditadores con otro de no meditadores mediante el uso de resonancias magnéticas.

¿Qdiferencias pudieron comprobar?

Muchas, pero la más destacable es que los meditadores de cincuenta años presentaron la misma cantidad de corteza prefrontal que los no meditadores de veinticinco.

Esto indica que la práctica de la meditación puede prevenir o retrasar el deterioro natural que tiene lugar en la estructura cortical a raíz del envejecimiento.

Pero, el estudio de la doctora Lazar no fue muy bien recibido.

Que si los meditadores seguramente son vegetarianos

Que puede que los resultados tengan que ver con su alimentación

O con otros factores que no se han tenido en cuenta en el estudio

Ante tal lluvia de críticas, la doctora Lazar decidió repetir el estudio, pero esta vez contando con voluntarios que nunca habían meditado.

¿Qué sucedió al cabo de ocho semanas de meditar de 30 a 40 minutos cada día?

Que algunas partes del cerebro de los participantes habían cambiado de tamaño y de calidad:

El hipocampo, el área clave para el aprendizaje, la regulación de las emociones y la memoria era más grande.

La amígdala, la parte emocional del cerebro que nos hace reaccionar inmediatamente ante un peligro, había disminuido: algo positivo en este caso porque cuanto menor sea nuestra amígdala, más bajos serán nuestros niveles de estrés.

Con el tiempo, se han ido demostrando otros beneficios de la meditación, además de la reacción neuro plástica demostrada por el equipo de Boston en 2011.

Otros beneficios demostrados de la meditación

Hay muchos más, pero algunos de los más interesantes son los siguientes:

 

  • Hay muchos los estudios que se han centrado en la capacidad de la meditación para combatir la depresión y el dolor. Uno de los más interesantes, llevado a cabo por el Hospital Johns Hopkins en Maryland descubrió que la meditación tiene la misma capacidad para reducir los síntomas de depresión o dolor en un paciente que un antidepresivo.
  • También se ha demostrado que un tipo concreto de meditación, la meditación mental basada en el estrés reduce los niveles de estrés, físicos y mentales, y de ansiedad.
  • Mejor capacidad cognitiva: concentración, memoria y aprendizaje
  • Por otro lado, se sabe también que, con tan solo practicar la meditación al menos un par de veces por semana se puede aumentar la concentración y capacidad para evitar las distracciones considerablemente. Algo muy positivo, sobre todo cuando nuestros cerebros están expuestos a tantísimas prisas, distracciones y problemas cada día.
  • Ayuda contra las adicciones. Según un gran número de estudios científicos se sabe que la meditación afecta directamente aquellas áreas del cerebro que contribuyen a nuestro auto control. Por eso, es tan efectiva a la hora de controlar adicciones, como al tabaco o alcohol.
¿Convencid@?

¿Te animas a probarla?

Ya ves que, vas a practicar meditación hoy, pero los beneficios van a ser duraderos, ¡tanto que incluso puedes reducir tu envejecimiento cerebral!

Además, ¡nada como aprovechar esa “tranquilidad” de la que estás disfrutando en tus vacaciones para adentrarte en una práctica totalmente transformativa como la meditación!.

Te dejo aquí una grabación de una meditación de 5 minutos y si quieres algunos consejos para meditar echa un vistazo a este post.

 

¡Disfrútala!

Y si tienes cualquier duda, estaré encantada de resolverla.

¡Un fuerte abrazo!

Reserva Ahora tu Sesión Gratuita de Coaching de 30 minutos

No podemos explicarte únicamente con palabras qué es una sesión de Coaching. Creemos que la mejor manera de conocer el Coaching es experimentándolo. Te invitamos a que reserves una sesión de Coaching con nosotros y que la experiencia hable por si misma.

SESIÓN GRATUITA

Casi estamos.

Solo tienes que dejarnos tus datos para recibir el ebook gratuito.

You have Successfully Subscribed!

You are almost finished.

Fill your name and email to receive our free ebook.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This