El ingrediente (no tan) secreto para perder peso

Ya está aquí el verano, con sus calores y las terracitas, las vacaciones… y su operación bikini. Esas dietas que siempre teníamos que haber empezado antes para llegar a la playa esbeltos y estupendos.

Estupendos estamos siempre … esbeltos …

Comprarse un bañador puedes ser traumático: los probadores estrechos, con la luz que te cae de arriba, la piel blanca … vaya que más que la sirenita pareces el yeti. En fin …

En esta época tendemos a “ponernos verdes a nosotros mismos” y a querer adelgazar a toda costa.

Pero para mantener la armonía con nuestro cuerpo y poder adelgazar necesitamos un ingrediente secreto. Te lo cuento. Haz un ejercicio conmigo.

El ejercicio de la mano

hands

Para explicarte el ingrediente secreto necesito que hagamos un ejercicio con el cuerpo, en concreto con tus manos:

  • Aprieta el puño de la mano izquierda muy fuerte, como si tuvieras que guardar algo dentro de ella que es vital.
  • Ahora con la mano derecha intenta abrir el puño izquierdo. ¿Que notas? ¿Se resiste mucho tu mano izquierda?
  • Ahora pon tu mano derecha debajo de tu puño izquierdo y observa … ¿qué le pasa a tu mano? ¿sigue tan tensa como antes? ¿se ha relajado? ¿puedes seguir manteniéndola tan tensa como antes?

Y que tiene que ver todo esto de las manos con adelgazar … pues mucho.

Cuando nos criticamos e intentamos hacer las cosas a la fuerza, somos como la mano derecha que intenta abrir la izquierda a la fuerza.

Cuando nos damos apoyo y aliento, somos como la mano derecha cuando sujeta suavemente la izquierda que inconscientemente se relaja un poco.

Piensa en cuando eras un niño pequeño, ¿cómo conseguían que hicieras algo? ¿cuando te reñían o cuando te hablaban con calma?

El poder del perdón

Normalmente nos parece mucho más fácil ser críticos con nosotros mismos que aceptarnos. Parece más fácil decirnos: “Odio mi cuerpo”, “tengo el culo enorme”,”no tengo fuerza de voluntad”. Nos parece que haciendo esto estamos en el camino de mejorar. Sin embargo esto es como apretar la mano izquierda mucho e intentar abrirla a la fuerza con la mano derecha. Cuando nos castigamos y nos auto-flagelamos no estamos en la mejor disposición para avanzar. Cuando alguien te echa la bronca que haces ¿te resistes? ¿ o aceptas con alegría que te abronquen?

La otra opción es apoyarnos, perdonarnos por nuestros defectos y seguir avanzando. Cuando nos decimos: “no he ido al gimnasio en una temporada, pero la semana pasada fui dos veces seguidas y lo puedo volver a repetir”, es como si colocáramos la mano derecha debajo de la izquierda y aflojáramos los nudos internos que nos atan a nuestros comportamientos. El perdón nos permite abrirnos y avanzar.

Perdonarnos por nuestros fallos no quiere decir aceptar cualquier cosa, quiere decir que hoy no hemos ido al gimnasio, pero que estamos dispuestos a seguir intentándolo.

La práctica del perdón

Para poner en práctica el poder del perdón te sugiero el siguiente ejercicio:

1 vez al día cuando te sorprendas haciendo algo que no te gusta puedes decirte a ti mismo: “me perdono por hacer esto” y si no puedes perdonarte puedes decir: “me perdono por no ser capaz de perdonarme a mi mismo”.

La práctica del perdón permite crear el espacio para desarrollar nuevas habilidades y hábitos positivos. También disminuye el estrés que nos produce el juzgarnos continuamente y facilita el aprendizaje.

La práctica del perdón permite además una cosa muy importante, la aceptación, nos permite aceptar lo que existe en el momento presente.

Aceptación no es igual a resignación. Aceptación quiere decir, aquí estoy y eso es lo que hay ahora. Sin intentar forzar las cosas. La aceptación permite Tener el apoyo y la fuerza de seguir adelante.

 

Como dice Carl Rogers en su libro El proceso de convertirse en persona: “ La curiosa paradoja es, que cuando me acepto tal y como soy, entonces puedo cambiar”

cuando me acepto

Me encantará saber de ti. Deja tus comentarios aquí abajo y seguimos hablando.

Y, si comer atento te resulta difícil, no dudes en ponerte en contacto.

Estaré encantada de ayudarte a aplicar los principios de Mindful Eating a tu día a día.

Reserva Ahora tu Sesión Gratuita de Coaching de 30 minutos

No podemos explicarte únicamente con palabras qué es una sesión de Coaching. Creemos que la mejor manera de conocer el Coaching es experimentándolo. Te invitamos a que reserves una sesión de Coaching con nosotros y que la experiencia hable por si misma.

SESIÓN GRATUITA

Casi estamos.

Solo tienes que dejarnos tus datos para recibir el ebook gratuito.

You have Successfully Subscribed!

You are almost finished.

Fill your name and email to receive our free ebook.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This