El secreto para disfrutar más de la comida y adelgazar

¿ Cuantas veces has deseado que la comida no engordara? Ese es el gran sueño de una gran mayoría de la gente que vivimos en países con exceso de oferta para nuestras papilas gustativas.

Quizá sea esta la razón por la que existe la comida light, los productos sin azúcar, sin grasa ….¿sin sabor?.

En el fondo muchos de estos productos nos decepcionan porque son una copia, muchas veces mala, del sabor que estamos buscando. Comemos porque nos gusta el sabor de lo que nos metemos en la boca. Sin sabor no hay disfrute. Pero sigue leyendo y te cuento qué puedes hacer para mejorar esto ….

lo que nos metemos a la boca

la boca

1- ¿Realmente existen los productos bajos en calorías?

Si miras la etiqueta de los productos “light” muchas veces te das cuenta de que la diferencia en las calorías no es tan grande como para merecer la pérdida de disfrute que tienes. En otras ocasiones, como por ejemplo con las bebidas de cola, que no tienen calorías, el cambio de sabor es tan radical … que igual no te merece la pena.

En la mayoría de los casos los productores sustituyen una cosa por otra, por ejemplo, grasa por azúcar, azúcar por sacarina o azúcar por fructosa, por lo que tampoco son especialmente buenos para nuestra salud.

No hay milagros. Es verdad que la comida tiene las calorías que tiene, pero también podemos prestar atención a otras cosas. La comida no son solo las calorías que pone en la etiqueta, ni todas las calorías se queman igual, por cierto. La comida también son nutrientes. Nutrientes fundamentales para tener una vida feliz y plena y que aportan salud y vitalidad a nuestro cuerpo. Aunque es algo evidente que la comida no son solo las calorías que contienen, yo muchas veces me  he encontrado eligiendo la comida solo por las calorías de la etiqueta y no por el resto de las cosas que me aportaba.

Por otro lado ten en cuenta que en la pérdida y ganancia de peso hay muchos factores implicados y a veces la comida no es el principal, De eso hablaremos en otros post.

Entonces si esto es así y  no hay nada nuevo, ¿qué podemos hacer? Practica el deporte más viejo del mundo …. mastica.

 

2- El ejercicio más viejo del mundo ….. MASTICAR

Bueno el más viejo … o casi. Puedes decirme que andar y moverse quizá sean más viejos, pero en cuanto nacemos aprendemos a mover nuestra boca para comer, así que … en mi opinión puede considerarse el ejercicio más viejo del mundo.

Estoy viendo tu cara …. vale ya sé que masticas … ¿Has contado cuantas veces masticas cada bocado?

Fíjate en cuantas veces masticas cada bocado que te metes en la boca. Sin trampas ¿eh?. ¿Cuantas veces lo masticas?.

Masticar bien y dejar reposar el alimento en la boca es una gran ayuda para mantener una buena relación con la comida y extraerle todo su “jugo”.

El secreto para adelgazar

Quizá hayas oído alguna vez el término “fletcherismo”. Es una idea que procede de los USA, como tantas otras, pero esta es buena y saludable, para variar.

Hacia 1885, Horace Fletcher que tenía graves problemas de salud, los resolvió en 6 meses tras aplicar un régimen que consistía en masticar hasta reducirla a líquido antes de tragarla. Defendió que cada bocado debía ser masticado unas 32 veces, de manera que masticáramos unas 100 veces por minuto. Las sopas y los purés son más fáciles de tragar, pero tienes que mantenerlos en la boca unos segundos antes de tragarlos para ensalivarlos bien.

Puedes echar un vistazo a la vida de Horace Fletcher en este artículo de la Wikipedia . Tiene detractores y seguidores pero también es verdad que hay elementos que claramente lo apoyan como por ejemplo la historia de Lino Stanchich. Lino aprendió de su padre, un superviviente de los campos de concentración nazis, a masticar el alimento hasta 150 veces o más. El padre de Lino había conseguido sobrevivir masticando el alimento que les daban hasta convertirlo en agua, pues esto le daba más energía calor y estamina y también incrementaba la esperanza y su fuerza. Parece que funcionó bien pues el sr. Stanchich padre fue uno de los pocos sobrevivientes de su campo.

Masticar extrae de la comida los nutrientes que necesitas de la comida y no sólo las calorías. Para extraer las calorías no hace falta masticar tanto. Así que este es el secreto:

mastica

mastica

3- Algunos de los beneficios de masticar

1- El principal beneficio que yo le encuentro a masticar es que le saco tanto partido a la comida que necesito comer mucho menos para sentirme llena y sobre todo para sentirme satisfecha con lo que como.

2- Un segundo beneficio es la mejora en la digestión que produce. Al ayudar a nuestro estómago predigiriendo la comida la digestión es más rápida y más sencilla. Así también aportamos un poco de amor y compasión a nuestro maravilloso estómago que trabaja para nosotros sin parar.

3- Otro elemento muy importante a la hora de masticar más es que esto facilita la absorción de nutrientes. La digestión y la absorción se inicia en la boca con las encimas de la saliva. Al romper el alimento en partes más pequeñas es más fácil extraer los nutrientes pues se facilita la absorción. Ya sabes, si tienes mucha hambre… come despacio, llegará antes a tus células.

4- La masticación mejora también el tránsito intestinal. Hace más sencillo que el movimiento de nuestras tripas haga avanzar la comida por nuestro tubo digestivo.

5- Aunque hay otros beneficios que no voy a nombrar para no aburrirte, hay uno muy importante que no me gustaría dejar pasar. Masticar conscientemente es una forma de meditación, de prestar atención al momento presente, que nos ayuda a estar más relajados en general y que calma nuestra ansiedad por comer…. Solo por esto, a mí me merece la pena mover mis mandíbulas hasta convertir mi comida en puré de niños.

4- ¿ Y qué tiene de malo masticar?

Realmente … nada, pero es cierto que puede resultar muy aburrido, así que para masticar más y mejor te propongo 3 cosas:

  1. Cuenta cuantas veces masticas cada bocado.
  2. Duplica las veces que masticas cada bocado, pero como mínimo mueve al menos 10 veces tus mandíbulas y aplasta bien.
  3. Presta atención a la lengua al masticar tu comida: ¿qué hace con la comida? ¿qué sientes en ella?¿puedes tragar sin moverla?…. Si quieres puedes utilizar la meditación que te dejo a continuación y que uso en mis cursos de Comer Atentos (Alimentación Consciente).

Si quieres puedes descargarte el audio aquí.

Y, si comer atento te resulta difícil, no dudes en ponerte en contacto.

Estaré encantada de ayudarte a aplicar los principios de Mindful Eating a tu día a día.

Reserva Ahora tu Sesión Gratuita de Coaching de 30 minutos

No podemos explicarte únicamente con palabras qué es una sesión de Coaching. Creemos que la mejor manera de conocer el Coaching es experimentándolo. Te invitamos a que reserves una sesión de Coaching con nosotros y que la experiencia hable por si misma.

SESIÓN GRATUITA

Casi estamos.

Solo tienes que dejarnos tus datos para recibir el ebook gratuito.

You have Successfully Subscribed!

You are almost finished.

Fill your name and email to receive our free ebook.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This